Nueva DINASTIA EN RUMBO....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

09072010

Mensaje 

Nueva DINASTIA EN RUMBO....




img]http://i2.cdn.turner.com/nba/nba/2010/news/features/steve_aschburner/07/09/lebron.decides/trio526-070810.jpg[/img]

MIAMI -- Ni el más optimista lo hubiese pensado tres días atrás. Los rumores de la ida de Dwyane Wade a Chicago tomaban más fuerza, y empezaba a cundir el pánico en el Sur de la Florida.

Pero 72 horas más tarde, ya con Wade y Chris Bosh asegurados en Miami, llegó la pieza más esperada.

En un ridículo anuncio de una hora que le clavó un puñal a todo Cleveland, LeBron James --dos veces JMV-- confirmó que jugaría para el Heat por al menos los próximos cinco años.

La pregunta en la mente de todos fue inmediata: ¿Habrá dinastía en puerta?

Si bien es cierto que al momento Miami apenas tiene cuatro jugadores en su plantel --Wade, James, Bosh, y Mario Chalmers--, mi respuesta es un rotundo SÍ.

Cuando tienes a dos de los mejores tres jugadores de la NBA en tu equipo, no hace falta ser un científico para dar dicha afirmación.

Así y todo, muchos consideran que los Lakers son el equipo a vencer; algo entendible teniendo en cuenta que ellos también cuentan con una superestrella en Kobe Bryant, y por supuesto, son los campeones defensores.

Pero James, no es un jugador común y corriente. Yo he sido el primero en criticarlo muchas veces por sus actitudes fuera de la cancha, y también por no ser el mejor "cerrador" de partidos.

Ahora bien, su talento es incuestionable, y con apenas 25 años y siete años en la liga, tiene la mezcla perfecta entre juventud y experiencia.

Sin embargo hasta ahora el anillo le ha sido esquivo, y aunque obviamente ha tenido algo de responsabilidad en la falta de éxitos, no todo puede recaer en sus hombros cuando uno repasa su carrera en la NBA.

"El status de superestrella se logra individualmente, pero los campeonatos se ganan en equipo", dijo entre otras cosas James en su tan esperado anuncio.

Y si repasamos la carrera de James, nunca ha tenido otro jugador de elite a su lado, porque cuando Shaquille O'Neal llegó a los Cavs, ya estaba veterano y su mejor básquetbol estaba en el pasado.

Y cualquiera que piense que Antawn Jamison o Mo Williams puedan recaer bajo el status de elite, no está en su sano juicio.

Aquí es donde entran en escena Wade y Bosh.

Wade ya lleva siete años en el equipo y fue JMV de las Finales y pieza esencial del único título de la franquicia.

Bosh era el agente libre favorito de LeBron y Dwyane, no sólo por la amistad que los une, sino además porque es uno de los aleros de poder más dominantes de la liga, sino el más.

Pero volvamos al tema de la dinastía.

Ese es el objetivo. Múltiples campeonatos; a esta altura del partido uno sólo no alcanza.

La expectativa es enorme y los paquetes de entradas para toda la temporada ya fueron todos vendidos.

Aunque donde hay presión, hay grandes posibilidades.

Los tiempos han cambiado. Un par de años atrás, los Celtics brindaron la fórmula al traer a Kevin Garnett y a Ray Allen para unírsele a Paul Pierce.

El resultado fue un campeonato, y en Miami serán varios.

Porque el Heat tendrá la oportunidad de ver a tres de los mejores jugadores de la liga en su mejor momento jugando juntos en la próxima temporada; algo sin precedentes en la NBA.

¿Cómo llenarán el resto de las vacantes en el equipo con jugadores de rol importantes? Simple. Reclutando como lo han hecho hasta ahora. Y la mejor parte es que ni siquiera tendrán que ir a buscarlos, sino que les van a tocar la puerta.

Todos quieren ganar campeonatos, y todos quieren formar parte de este supuesto "Super Equipo".

Es cierto que necesitan más hombres de tamaño, un experto defensivo y un francotirador. Pero tal como dijo Wade desde un restaurante en South Beach mientras festejaba la gran noticia, tienen "una lista de preferidos y espero que quieran venir a Miami".

Sin ir más lejos, Raja Bell ya ha dicho que no tiene problemas en firmar por el mínimo con tal de jugar para el Heat, y con esa contratación Miami tendría a un gran defensor y a un buen lanzador.

Joel Anthony seguramente seguirá en el equipo y aportará otro cuerpo grande porque Bosh ya ha dicho que no jugará de centro. Los tres novatos que eligieron en la segunda ronda de este draft también estarán la plantilla, y Jarvis Varnado y Dexter Pittman son hombres de pintura.

Personalmente no me preocuparía por un base armador, porque será James quien cumplirá ese rol durante gran parte de los partidos, y el puertorriqueño Carlos Arroyo volvería al equipo para aportar profundidad en la posición junto a Chalmers.

Ya completado el intercambio de Beasley a los Minnesota Timberwolves, tampoco descarten la llegada de Mike Miller o Kyle Korver para aportar la amenaza desde el perímetro, dado que "La Trinidad", como ya llaman al trío de Bosh, Wade y James en Miami, han aceptado contratos menores a lo que se anticipaba.

No obstante, yo sigo pensando que Miami buscará firmar a Udonis Haslem, quien también estaría dispuesto a aceptar menos dinero antes que ir en busca de Miller o Korver; Haslem puede defender centros a pesar de que regala centímetros en esa posición y es poco egoísta.

Y detrás de todas estas suposiciones de personal, hay un viejo lobo de mar. Pat Riley, quien a su increíble carisma, le suma un repertorio de seis títulos en su haber.

Él fue el artífice de este momento inédito en el mundo de la NBA. Y por eso más allá de que los jugadores de rol puedan ser unos u otros, lo cierto es que no dudaría del ojo ni de los poderes de convencimiento de Riley.

Otros creen que será difícil que estas tres estrellas convivan en la cancha, dado que ninguno querrá ceder protagonismo. A ellos les recuerdo que no tuvieron problemas cuando ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas.

Los que quieren buscar problemas donde no los hay, creen que habrá problemas cuando el juego esté en la línea, y no sepan a quien darle el balón. "Los grandes egos no aguantarán esta situación", piensan.

La realidad es que tienen opciones, no problemas, y cualquier equipo mataría por tener a esos tres jugadores en los momentos decisivos. El problema será de los contrarios, que no los van a poder doblar.

El Miami Heat pasará a ser el equipo más odiado de la liga en la próxima temporada; cada uno de sus traspiés va a ser meticulosamente criticado.

El Heat son los nuevos Yankees del básquetbol.

La presión aumentará exponencialmente para James y compañía. Algo entendible, teniendo en cuenta que ya no hay excusas posibles.

Miami vive una situación particular, digna de disfrutar plenamente para los que vivimos en el Sur de la Florida, y también para los que no, que esperarán su derrota noche tras noche.

Quizás haga falta un año para que se acostumbren a jugar juntos, quizás no.

Pero hay una dinastía en puerta, de eso no tengo dudas; hay demasiado talento.

Y tarde o temprano, los múltiples campeonatos pasarán de ser una suposición a una realidad.[
avatar
BKMSS-adm
Admin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 09/03/2010

http://liga-nba-2k.crear-foro.com

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.